jueves, 25 julio, 2024
InicioPolíticaTras la visita de la jefa del Comando Sur, Joe Biden mandan...

Tras la visita de la jefa del Comando Sur, Joe Biden mandan a otros dos funcionarios a Buenos Aires

El «romance estratégico» entre la administración de Javier Milei y la de Joe Biden continuará la semana próxima con dos nuevas visitas de alto nivel que suceden tras el viaje resonante que hizo entre miércoles y viernes la jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, generala Laura Richardson.

Ahora, entre lunes y martes llegarán al país, por un lado, la subsecretaria para el Comercio Internacional Marisa Lago, con el objetivo de apuntalar fuertemente el costado económico y comercial de la relación.

Y por otro, también aterrizará en Buenos Aires el subsecretario Adjunto para América del Sur,Kevin Sullivan, un embajador que conoce mucho a la Argentina porque siendo encargado de negocios en la embajada estadounidense en Buenos Aires, debió lidiar con las tensiones entre el gobierno de Cristina Kirchner y la administración de Barack Obama, y en particular con el temperamento del fallecido ex canciller Héctor Timerman.

Durante toda la semana pasada, la visita de Richardson se focalizó en congelar los intereses de China en la región, incluyendo la base de exploración lunar que la potencia asiática posee y administra en la provincia de Neuquén gracias a un acuerdo con Cristina Kirchner.

Washington también busca frenar la avanzada de inversiones logísticas, por ejemplo, en la Hidrovía, y cualquier inversión que busquen tener en la base integrada que Argentina tiene proyectada en Tierra del Fuego. Ahora Estados Unidos también busca sumarse a ese polo logístico cercano a la Antártida.

El fugaz viaje de Javier Milei a Ushuaia para reunirse con Richardson y contrarrestar así el rechazo del gobernador Gustavo Melella a recibir a la generala de cuatro estrellas, más la presencia presidencial en la entrega final de un Hércules 130 modernizado fue el comienzo de un intento de compromiso mayor de ambos países. El plan es relanzar la cooperación incluso en el área de la Defensa.

Son todas victorias además para la gestión del embajador Marc Stanley, quien desde la llegada del libertario -fan de Donald Trump- gestionó que la administración Biden envíe a Buenos Aires al subsecretario de Estado Brian Nichols, al secretario de Estado, Antony Blinken; al jefe de la CIA, William Burns; y a Sullivan y Lago ahora.

Además, logró que vengan un patrullero marítimo al puerto de Buenos Aires, el James, y en mayo, el portaaviones George W. Washington. En octubre, Argentina será sede de una cumbre de Defensa hemisférica, con auspicio de Estados Unidos.

El mismo Milei habló de la “natural relación” entre el pueblo argentino y el estadounidense, y la nueva “doctrina de política exterior” que guiará a su gobierno, y busca dejar de lado la Alianza Estratégica Integral firmada con China en 2014. Lo difícil será sostenerlo sin consecuencias. China es el segundo socio comercial de la Argentina.

Se sabe que, aunque todavía sin confirmar, la Casa Rosada y La Casa Blanca están en conversaciones para generar un encuentro entre los presidentes Milei y Biden. Una posibilidad es que ocurra en Italia durante la realización de la cumbre del G7.

Biden se encuentra en campaña electoral contra Trump, a quien Milei saludó en una cumbre de líderes conservadores y le dijo que deseaba volver a ver como presidente después de noviembre. Luego, el mandatario argentino se llamó a silencio y respondió a todos los gestos de Biden.

Quiénes son los funcionarios que llegan

En cuanto al viaje de Marisa Lago a la Argentina, el gobierno estadounidense ya lo hizo oficial e informó que la funcionaria estará en Buenos Aires el lunes 8 y martes 9 “para avanzar en la cooperación comercial al tiempo que subraya las prioridades de la Administración Biden-Harris en la lucha contra el cambio climático y el avance del crecimiento económico inclusivo y la prosperidad en la región”.

No se Informó con quién se reunirá, pero además del ministro de Economía, Luis Caputo, la esperan líderes del sector privado, incluidas mujeres líderes empresariales, para obtener una perspectiva sobre las prioridades de Argentina para la relación comercial y de inversión con los Estados Unidos e identificar oportunidades.

Es la primera visita a la Argentina de una funcionaria del Departamento de Comercio desde 2019. Vale recordar que entre Argentina y Estados Unidos hay muchos temas trabados, como el del biodiésel, mercado que se cerró para los productores nacionales.

Lagos es una funcionaria muy importante. Está de hecho involucrada en los planteos que los funcionarios estadounidenses le están haciendo a China sobre sus problemas comerciales y de acceso al mercado que afectan a las empresas de su país. De hecho, estuvo el jueves pasado reunida con el viceministro de Comercio de China, Wang Shouwen.

“Nosotros estamos colaborando muy de cerca con el nuevo Gobierno. Hemos visto una apertura de su parte de colaborar con nuestro gobierno, vamos a ver en qué áreas podemos cooperar”, dijo Sullivan sobre Milei tras el paso del mandatario argentino por el Foro Económico de Davos, en enero en Suiza, donde tuvo un discurso fuerte y disruptivo.

Fue el primer funcionario de Washington que lo respaldó de esa manera. “Estamos muy interesados en trabajar con él en áreas como energía y minerales que tiene Argentina y también, por supuesto, en apoyar sus esfuerzos en promover una estabilización de la economía que viene desde hace muchos años sufriendo múltiples crisis”, dijo.

Cuando Sullivan se desempeñó como jefe Adjunto a cargo de Negocios en Buenos Aires, fue famoso un episodio con el ex canciller Timerman, quien en septiembre de 2014 lo citó para expresarle el «profundo malestar» del gobierno nacional porque en una entrevista con Clarín había dicho «que era importante para la Argentina salir del default». Timerman le advirtió que si se repetía estas «intromisiones en los asuntos internos» del país sería expulsado.

NE

Más Noticias