jueves, 25 julio, 2024
InicioSociedadDetuvieron a una pareja sospechada de las amenazas contra Ángel Di María...

Detuvieron a una pareja sospechada de las amenazas contra Ángel Di María y su familia

Desde Rosario

Dos personas fueron detenidas este miércoles, acusadas de ser los autores de las amenazas contra Ángel Di María frente a un country de Funes donde reside la familia del futbolista. Se trata de un hombre de 35 años y su pareja, una mujer de 23, que fueron interceptados por la Policía Federal cuando salían de un departamento céntrico que habían alquilado de forma temporaria, en medio de lo que los se presume un intento de fuga. Las personas fueron identificadas como quienes circulaban en el Renault Megane gris que fue captado por distintas cámaras de seguridad de Funes y que este miércoles fue hallado en la zona oeste de Rosario. Por la difusión de las imágenes, fueron citados a declarar el jefe del Comando Radioléctrico de Funes y el responsable del Centro de Monitoreo de esa ciudad. “Entendemos que las personas que detuvimos hoy son la mano de obra de alguien que puede estar arriba de ellos”, señaló el fiscal Pablo Socca en conferencia de prensa.

La detención se produjo durante la madrugada del miércoles a partir de un operativo conjunto con la participación de la Policía Federal y la División de Inteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe, en un trabajo coordinado entre el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y la Fiscalía Federal a cargo del doctor Arzubi Calvo. Los presuntos autores materiales de las amenazas fueron encontrados en un departamento de alquiler temporario sobre calle Moreno al 900, en la zona centro. Según explicó Socca, los sospechosos se escondían en ese lugar desde el lunes, a partir de la repercusión que tuvo el caso, y fueron detenidos al momento en que buscaban retirarse del lugar a bordo de una camioneta, para fugarse de la ciudad.

En el allanamiento del departamento, las fuerzas de seguridad encontraron un arma de fuego y municiones del mismo calibre, dos celulares, un pen drive y un bolso donde había cocaína. La sustancia fue incautada y quedó bajo investigación de Arzubi Calvo, que venía investigando a los detenidos por presunta venta de drogas. En ese marco, los investigadores dieron con conversaciones telefónicas donde el hombre de 35 años reconoce ser el autor de las amenazas contra Di María y su familia.

“Se pudo determinar quién era el poseedor de ese vehículo. El auto ya estaba mencionado en investigaciones que venía realizando la Justicia federal, por eso pudimos determinar, al menos en un primer momento, cuál era el grupo de personas o la banda a la cual pertenecía. Luego del cruce de información con la Justicia federal, se pudo determinar que las personas que iban en ese vehículo eran las que cometieron el hecho”, detalló el fiscal.

En la conferencia, Socca indicó que la motivación del hecho es algo “por investigar” y evitó pronunciarse respecto a una posible vinculación con las amenazas registradas esta semana contra taxistas y colectiveros, que derivaron en la suspensión del servicio público de transporte el lunes y el martes. “No lo hemos podido determinar. Es algo que tenemos que desentrañar. Entendemos que las personas que detuvimos hoy son la mano de obra de alguien que puede estar arriba de ellos y que sea el ideólogo”, evaluó. Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que la amenaza fue ordenada por un preso de alto perfil que se encuentra detenido en Piñero.

Durante la madrugada del lunes, un grupo de personas a bordo de un auto Megane gris arrojó un paquete con una nota amenazante contra Ángel Di María, frente a un country de Funes donde reside parte de la familia del futbolista. Según un comunicado emitido por los responsables de seguridad del lugar, antes de huir, los sospechosos efectuaron cuatro disparos al aire. El mismo vehículo fue captado por las cámaras de seguridad de una estación de servicio Puma, sobre la ruta 9 de Funes. Finalmente, este miércoles por la mañana el auto fue hallado en la zona oeste de Rosario.

Lo curioso es que, en paralelo, Socca dispuso que se inicie una investigación contra policías y funcionarios por la presunta filtración de las imágenes de las cámaras de seguridad de la ciudad de Funes, que captaron el recorrido del auto. Por ese hecho, el fiscal citó a declarar al jefe del Comando Radioeléctrico de Funes y al encargado del Centro de Monitoreo de esa ciudad. Desde el Ministerio Público de la Acusación entienden que la filtración de las imágenes pudieron entorpecer las investigaciones que se venían desarrollando.

Las indagaciones no cayeron bien entre las autoridades de Funes. El propio intendente, Roly Santacroce, salió a defender la actuación del Centro de Monitoreo y aseguró que las imágenes ayudaron a dar con los presuntos responsables. “A mí jamás un fiscal me dijo que no puedo estar mostrando las imágenes de los hechos que ocurren en nuestra ciudad. Ese es un primer error enorme. El fiscal me podría haber llamado. Pusimos un sistema de protección y seguridad para que la gente viva más tranquila”, explicó en declaraciones a Radio 2. Y agregó: “Lo que menos intento hacer yo como intendente es tratar de entorpecer, todo lo contrario, le estoy dando elementos. Si no tenemos estas cámaras, no tendrían ni idea de quiénes son ni qué auto era”.

Tras las detenciones, Socca explicó la situación y aclaró que las indagaciones se realizaron en función de “mantener el hermetismo y la reserva” de los operativos que se estaban desarrollando por la mañana. “Entendemos que quizás hayan sucedido cosas que habría que evitar. En el afán de ayudar, el efecto puede ser el contrario y se puede entorpecer la investigación o favorecer la fuga de los autores del hecho, al dar a conocer ciertas situaciones que son propias de la investigación de la Fiscalía”, insistió.

“Precisamente esto de alguna manera finalmente sucedió, porque los autores del hecho se mudaron de sus domicilios conocidos. Y por escuchas, y evidencias que tenemos en la causa, estaban preparando la fuga de Rosario. Precisamente en la madrugada fueron interceptados por personal de la Policía Federal que había montado, por orden mía, un operativo de vigilancia. Y fueron detenidos en el momento en que se estaban por subir a una camioneta y retirarse del lugar que habían alquilado”, finalizó.

Más Noticias